| | | |

Miedo al aborto durante el primer trimestre

 


En aquél instante María se hacía una prueba de embarazo y se enteraba de que estaba embarazada. Inmediatamente se lo diría a la gente.

“ ¡Serían felices y lo celebraríamos! “ pensaba.

Pero leyó entonces una verdad devastadora: 

✔️15-25% de los embarazos reconocidos terminarán en un aborto espontáneo, y el 80% de estos abortos espontáneos ocurren en el primer trimestre. 

En términos generales, esto promedia a un riesgo del 20% : es decir que Si en una habitación estamos con sólo otras nueve personas, y dos de nosotras nos iremos sin un bebé, abortaremos.

¿ Tendría que esperar para decírselo a la gente, y tendría que esperar para sentir algo que se acercara a la emoción ?.

Porque, ¿cómo se puede ser feliz, cuando se una se posa en el borde de un precipicio asombroso? 

María llama a su madre:

– “Acabo de hacerme una prueba de embarazo”, dice, lentamente, medido. 

– “ Y…?”

– “PERO! Es muy temprano. Y es totalmente posible que algo pueda suceder. No quiero emocionarme demasiado”.

– “Oh.”

Tres días después, dos de sus mejores amigos le preguntan sobre sus esfuerzos por concebir. “Bueno”, les dice. “En realidad. Estoy embarazada.”

“PERO! Se supone que no debo decírselo a la gente. Es muy temprano y algo podría suceder”, dice rápidamente.

Jooo…. Así no es como lo planeó. Claro, sabía que la gente no tiende a anunciar su embarazo de inmediato, ¿ pero esperar tres meses? ¿Porque hay un 20% de posibilidades de perder al bebé? Esto nunca fue contado en la literatura cultural que llamamos las Maravillas del Parto. 

Pensó. 

Tal vez no oímos mucho sobre el aborto espontáneo porque las mujeres que han perdido bebés ( abortado ) se hacen sentir profundamente avergonzadas. 

Un estudio encontró que el 41% de las mujeres sentían que habían hecho algo para causar su aborto espontáneo, el 41% se sentían culpadas y el 28% se sentían avergonzadas. 

Estadísticas arraigadas a una serie de mitos sobre el embarazo/aborto espontáneo:

✔️ Un 76% de la gente cree que el estrés conduce a un aborto espontáneo (no cierto)

✔️ el 64% piensa que levantar objetos pesados puede causar pérdida del embarazo (no)

✔️ y el 20% afirma que entrar en un argumento es suficiente para asegurar la muerte de un feto (absolutamente no). 

Tal vez ahora sea el momento adecuado para compartir otros hechos que la sociedad no suele decir:

1. Incluso después de una ecografía confirma el embarazo, hay un >15% de probabilidad de pérdida del embarazo para una mujer de la edad de María (34) 

2. La mayoría de los abortos espontáneos son causados por problemas genéticos mortales en el bebé. 

3. 1 de cada 4 mujeres experimenta un aborto espontáneo en su vida. 

4. Casi nadie recalca y dice: “ No es culpa de la mujer” . 

Durante dos semanas, María no se lo dijo a nadie más. ¿Por qué no bebes? ¡Estoy tratando de ser buena! ¿Estás embarazada? Todavía no… pero estamos esforzándolos! (guiño al guiño) Pareces cansada. ¡Dios, sí, ha sido una semana larga!

Y… a falta de compartir su emoción, se preocupa. El bebé es casi invisible, del tamaño de una lenteja según mi aplicación de embarazo recién descargada, y María ya está segura de que está arruinando su vida: Se suponía que no debía beber mientras lo intentábamos, por si acaso, pero una semana antes de hacerse la prueba de embarazo, se bebió una copa de vino en la noche de las Amigas. ¿Podría hacerlo? ¿Y el yoga? ¿Sushi? ¿Dormir cuánto? ¿Sexo?

Su esposo también está ansioso, ya que María  comparte con él sus preocupaciones acerca de la posible pérdida de su bebé. Pero su ansiedad es más profunda, porque sabe que si algo sucede antes de que nazca el bebé, cualquier sospecha se dirigirá hacia ella. 

Después de una pérdida del embarazo, muchas mujeres sienten un sentido de responsabilidad o culpa por lo que ha sucedido con su hijo. 

“Estos sentimientos de responsabilidad pueden conducir a una serie de emociones desagradables que las madres afligidas y sus parejas llevan encima durante años”, afirma un estudio representativo. 

Un día, María comió salmón en un trocito de sushi; a mitad de comerlo, recordó haber leído algo acerca de que el pescado crudo era inseguro durante el embarazo, y entró en pánico. Esa noche, se despertó bañada en sudor

“ ¿ Si pierdo al bebé, mi marido me culpará, se divorciará de mí, me odiará? ¿Me culparé? ¿Me miraré al espejo y veré a una mujer cuyo egoísmo ha destruido todo lo bueno, como Eva convirtiendo el paraíso en cenizas? 

Sí, sí, sé que dije que no es culpa de la mujer. Pero también sé que eso no impedirá que alguien actúe/hable como si lo fuese. 

Es la semana 7, y María está a punto de hacerse su primera ecografía, una cita a las 8:45 am. 

Su doctor mete un tubo en su vagina, y ahí está: un pequeño parpadeo en una pantalla de ecografía. Su bebé. Vivo. Escucharon el latido del corazón, y es tan rápido. ¡¿Demasiado rápido?! Pero el doctor no parece preocupado. Y entonces, así como así, se ha terminado. Por hoy, al menos, su bebé sigue aquí. 

María vuelva a casa y hace más investigación. En la semana 7, la probabilidad de aborto espontáneo para alguien de su edad es del 11%. Con otras nueve mujeres en una habitación, sólo una de nosotros se irá sin un bebé. ¡Esto es mejor!

Reconozco que esto probablemente suena sobredramático. Pero realmente hay una cierta crueldad en este proceso; Al  decir: “ Aquí está este bebé que queríais! ¡Pero espera! Puede que no sea por mucho tiempo. 

Yo, cómo Matrona, me cuestiono que tal vez esta es la primera prueba de posibilidad de pérdida definitiva del bebé en un embarazo: En el primer trimestre…. 

Y… ¿ después? en el segundo, en el tercero, en el trabajo de parto, en la infancia, en la escuela primaria, en la escuela secundaria, en la universidad, en más allá, algo inesperadamente malo siempre podrá suceder.

Un mortinato, un golpe en la cabeza, accidente automovilístico, enfermedad, asesinato, suicidio, caerse por una ventana, resbalar en el hielo, comer un hongo venenoso, asfixiaente en un sándwich, hasta una explosión nuclear… Cualquiera de estas cosas podría pasar. La mayoría de estas y otras cosas suceden todo el tiempo. 

Así que como madre tienes 2 opciones. Puedes estar ansiosa incesantemente, pasando tus días obsesionada, consultando estadísticas alarmantes, diciéndote a ti misma que sólo estás tratando de mantenerme preparada para lo peor . O puedes aceptar en este momento que hay una gran oportunidad que indica que tendrás a tu bebé. 

Te animo a que elijas esta última opción: para disfrutar tu maravillosa verdad a lo largo de todo lo que da de si la maternidad. En un mundo que examina, disecciona y juzga a las mujeres en cada momento desde el embarazo hasta la maternidad, grita tu noticias de embarazo en voz alta, sabiendo que pase lo que pase, no serás culpable.

💞 ¿Y si tienes este bebé, y sobre todo si es una niña? Estarás lista con tu mensaje: No tengas miedo. Sé fuerte. Y querida, no es tu culpa.

Maite Navarro

Matrona

Reserva tu Consulta Online para estar más tranquila conmigo.

Cargando ...

Publicaciones Similares

Un comentario

  1. Gracias por este punto de vista tan positivo. Estoy de 9+2 y tengo mucho miedo, ya que aún quedan 22 días para mi eco de 12 semanas y no paro de leer y asustarme cada vez más y eso hace que no esté disfrutando y que no vea luz al final del túnel. Mi eco de las 7 semanas estaba genial y fui muy feliz, no sé a qué me ha venido este bajón…. pero gracias, leer algo así te alegra el día muchísimo.

Deja una respuesta