|

¿Chupete o no chupete? Esa es la cuestión

Bienvenidas a todas un día más, espero que os encontréis estupendamente. Hoy os traigo, un tema, que, como muchos otros, crea un gran revuelo: El uso del chupete. 

 

Existen diversas opiniones en lo que respecta al uso del chupete para vuestros bebés y entiendo que pueda resultar difícil para vosotras, saber qué va a ser lo mejor para vuestros pequeños. Pero no os preocupéis, hoy os voy a dar mi punto de vista y mis argumentos para ayudaros a decidir.

 

El chupete y su uso están bastante masacrados por la sociedad hoy en día, sin embargo, no puedo evitar posicionarme a favor de su uso. Os explico.

 

Seguro que habréis leído sobre la teoría de que el bebé al usar el chupete y estar en período de lactancia natural al mismo tiempo, confundirá ambos y realizará una succión que puede provocar grietas en el pecho de la madre.

Pues mi opinión queda bastante alejada de esta teoría, me gusta ser sincera con vosotras como habréis ido comprobando y he de deciros que los bebés no son tontos, y saben distinguir perfectamente la succión del pecho de la del chupete.

 

No obstante, aunque con el tiempo aprendan a diferenciarlo, sí que es recomendable que, si se empieza con la lactancia natural, se esperen unos días hasta instaurar el chupete en la vida de vuestros hijos.

 

El uso del chupete, como todo, tiene una explicación

 

Y es que los bebés tienen dos necesidades de succión, una nutritiva y otra no nutritiva o calmante. Si un bebé tiene la necesidad no nutritiva muy desarrollada, la calmará con lo que pueda, bien sea su dedo, el pecho materno o el chupete.

 

Si a vuestros hijos les ocurre esto y calman su necesidad con vuestro pecho, seréis auténticas esclavas de vuestro hijo que querrá estar agarrado a vuestro pecho todo el rato, además de que pueden tener serios problemas nutritivos al recibir un exceso de leche.

Por otro lado, si calman esa necesidad con su propio dedo, es muy posible que no consigáis quitarle ese hábito en años.

 

Con el chupete podéis solucionar este problema, el bebé calma su necesidad, no está agarrado a vuestro pecho las 24 horas del día lo que os dará una mayor autonomía y más tiempo para vosotras y además a los dos años de edad se lo quitáis y no habrá adquirido ningún mal hábito que le persiga durante años.

 

Algunos problemas que os pueden surgir son: Mi bebé no quiere chupete, ¿qué hago? ¿Cómo introduzco el chupete en la vida de mi bebé?

 

Aquí os traigo alguna solución sencilla, que estoy segura os vendrá de maravilla para lidiar con ello, y perder ese miedo generalizado que existe hacia el chupete.

 

Está claro que al principio vuestros bebés no estarán muy receptivos al chupete, ya que es un elemento que les puede llegar a parecer extraño y van a preferir antes el pecho materno, que es más cálido y acogedor.

 

Pero el truco está en ir poco a poco, crea un entorno relajado, acogedor, con música y la temperatura adecuada, mantente en todo momento al lado de tu bebé e introduce el chupete en su rutina como algo positivo y divertido. Juega con él y hazle ver que es algo bueno, que es una herramienta que le sacia y le va a acompañar en todo momento, puedes incluso mojarlo con unas gotas de leche, tanto materna como no, para que vuestro hijo asocie el chupete con un sabor agradable y poco a poco le irá cogiendo el gusto.

 

Pero, sobre todo, paciencia, delicadeza y amor. Son tres cosas fundamentales para que vuestro bebé empiece a reaccionar a vuestros estímulos y confíe en vosotras.

 

Aquí os dejo mi opinión y mis consejos, que espero que os sirvan de gran ayuda tanto a vosotras como a vuestros bebés.

Os animo a comentarme, si dais el chupete a vuestros pequeños y si es así como está siendo la experiencia.

 

Por supuesto, cualquier duda o necesidad que tengáis, ya sabéis que podéis contactar conmigo, estoy aquí para vosotras.

 

Nos vemos pronto con cositas nuevas. Muchos besos preciosas.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta